Noticias

covidEl análisis y posterior cuantificación del impacto que tendrá la crisis sanitaria y económica provocada por la epidemia de Coronavirus sobre la industria global del Seguro sigue estando abierto, y todavía en próximas semanas será difícil hacer valoraciones prospectivas, refirió hace unos días la agencia de calificación de riesgos Fitch Ratings.

Junto a la “tremenda incertidumbre” asociada al rápido desarrollo y expansión que ha mostrado la pandemia, el director gerente de esa agencia, Keith Buckley, puntualizó en un grupo de aspectos que también se están evaluando, como la recesión económica ya anunciada.

Otros parámetros de connotaciones negativas a estudiar incluyen “un deterioro rápido y significativo en el mercado laboral, las condiciones volátiles del mercado de capitales y el precio del petróleo dentro de un rango de 25-30 dólares el barril durante gran parte de 2020”.

Todos esos elementos se manifestarán en el sector asegurador de diferentes maneras: “Primero, habrá tensión sobre los activos del balance general a medida que las inversiones sufran pérdidas y/o haya volatilidad del valor de mercado; en segundo lugar, se darán muchos costos directos por siniestros vinculados a la pandemia”, provenientes en su mayoría de los Seguros de Salud y Vida, pero además del segmento de No Vida, a partir de situaciones como las cancelaciones de eventos, interrupciones de negocios o las relacionadas con distintos grados de responsabilidad.

En opinión de la agencia, otro factor a tener en cuenta será el de los tipos de interés, que “no solo pueden afectar las ganancias de los nuevos fondos invertidos, sino que también podrían tener incidencia sobre los supuestos de reserva, especialmente en productos de larga duración”.

Perspectiva negativa

Dada la presión que tantos factores vienen ejerciendo sobre los fundamentos subyacentes en esta industria, Fitch ha decidido poner al sector asegurador en perspectiva negativa, incluyendo bajo la línea roja los Seguros de Vida y No vida a nivel mundial, el Seguro de Salud de Estados Unidos y el Reaseguro global.

“La perspectiva de calificación negativa para el sector de Vida se debe a que los shocks de activos serán mayores en relación con el capital. Los negocios en esa área también tienden a ser más sensibles a los tipos de interés; además de que creemos que algunas compañías verán recortarse sus ganancias por el aumento de la mortalidad”, indicó Buckley.

El último análisis aportado por Fitch, de mediados de marzo, estimaba que los segmentos de No vida y el Reaseguro mundial debían tener suficiente capital para absorber las pérdidas de activos, especialmente dado el menor apalancamiento de activos en buena parte de las compañías en relación con las de Vida.

La firma pronosticó asimismo que los pagos de siniestros por la COVID-19 supondrían más un impacto en los beneficios que en el capital para la gran mayoría de las aseguradoras.

https://www.inese.es