Noticias

Temporada ciclonica en CubaUna de esas regiones del mundo donde los efectos del llamado clima extremo se están empezando a sentir con mayor fuerza es sin lugar a dudas el Caribe, que históricamente se ha visto afectado por tormentas tropicales, ciclones y huracanes formados en sus aguas, o cercanas a éstas, en un período que suele comprender los meses de junio a noviembre.

Para sus pobladores, entre los que nos encontramos los cubanos, el inicio de la temporada ciclónica resulta un tiempo en el que se avivan todas las alertas y se empiezan a tomar medidas preventivas; mucho más si los meteorólogos pronostican que esa temporada será especialmente ajetreada, como vienen anunciando por estos días con respecto a la del 2020.

Aún tenemos bien grabadas en la memoria las imágenes de varios huracanes devastadores que en 2017 hicieron estragos en las naciones caribeñas. Tormentas en las que pareció reunirse toda la furia de la naturaleza y que podrían repetirse en cualquier momento, alimentadas por nuestros propios mares recalentados y corrientes marinas y atmosféricas a las que el cambio climático ha trastornado.

Con vistas a superar mejor los daños que siempre dejan estos fenómenos climatológicos, aminorando pérdidas y contando con recursos para retomar con rapidez las producciones y los negocios, en Cuba son cada vez más las organizaciones y entidades que buscan recurrir al soporte que en ese sentido puede brindarles el Seguro.

Demandan especialmente de este respaldo los intereses foráneos asentados o entrando en el país, el sector hotelero y turístico, así como muchos de los proyectos inversionistas en curso. Lo hace en menor medida el sector empresarial nacional, que evidentemente tiene que ganar todavía mayor concientización y entendimiento sobre el tema.

Cobertura casi siempre presente

Temporada ciclonica en Cuba junioPara tranquilidad de los que sí conocen a fondo las pólizas que han contratado y suerte de otros muchos, que apenas tienen claridad sobre las mismas, los productos de seguro para bienes que ESICUBA pone hoy a disposición de la actividad empresarial en general, incluyen protección contra tormentas tropicales, huracanes, depresiones, tornados, mangas de viento, granizadas y muchos otros sucesos asociados a estos.

Por sus más de 50 años trabajando el mercado nacional, ESICUBA sabe que de no incluir esas coberturas en buena parte de las líneas de negocios en las que siempre se ha enfocado, estaría dejando a sectores económicos claves para el país expuestos a riesgos que siempre estarán presentes en esta zona geográfica, e incluso, que se vienen acrecentando en los últimos tiempos.

Del lado de los Asegurados queda, como asignatura obligatoria y muy necesaria, el estudiar dichas coberturas para conocer en detalles lo que pueden garantizar en función de la recuperación o reposición de bienes y recursos; además de verificar que su póliza esté activa y lista para recibir la temporada ciclónica que se inicia.