Noticias

Facebook  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     

comercioEn apenas un año, la pandemia de COVID-19 ha sacudido las cadenas de abastecimiento, redes de transporte marítimo y los puertos globales, conduciendo a un desplome en los volúmenes de carga y a afectaciones en muchos procesos productivos e industriales por las perturbaciones en sus líneas de suministro. Así lo evidencia un reciente informe sobre el tema de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD por sus siglas en inglés).

El reporte, difundido a finales de 2020, enfatiza en que los rebrotes de la enfermedad y los nuevos cierres y restricciones que se le asocien podrían provocar que el panorama continúe siendo desalentador a corto plazo para el comercio internacional, que en más de un 80% se realiza por vía marítima; con impactos añadidos en la reactivación industrial, cuyas perspectivas están cargadas de incertidumbre por estos días.

Incluso, la UNCTAD estimó que el comercio marítimo podría volver a territorio positivo en 2021, sólo si el rendimiento de la economía mundial lograba restaurarse. Aunque el organismo subrayó que si hay un sector que tendrá que seguirse creciendo frente a las circunstancias de un entorno todavía más difícil por la COVID-19, ese será el del transporte marítimo y la logística internacional, dado su carácter estratégico.

Del camino ya andado

Como comportamiento que califica de muy favorable, el informe de ese organismo de Naciones Unidas destaca que para enfrentar los diversos retos relacionados con la pandemia, los actores del sector marítimo y el comercio han tenido que optar, en su gran mayoría, por reordenar y adaptar operaciones, finanzas, protocolos sanitarios y de seguridad, así como también sus procesos y prácticas tradicionales de trabajo.

Por otra parte, resalta que muchos gobiernos, por medio de sus agencias fronterizas, autoridades portuarias y administraciones aduaneras, introdujeron reformas sustanciales para mantener a toda costa el flujo del comercio y la transportación de cargas, resguardando a la vez la seguridad de las personas y comunidades.

Según la UNCTAD, la pandemia contribuyó además a fortalecer la tendencia hacia la digitalización y la eliminación del papeleo en la industria global de transportación de cargas y mercancías. A pesar de que se requiere aún de mayor inversión tecnológica y concientización en esa dirección, como bien aclara el reporte.

“Esta industria figura en un lugar prominente en los esfuerzos para alcanzar una recuperación sostenible, por ser facilitador vital en el buen funcionamiento de las cadenas de suministro internacionales”, afirma el Secretario General de la UNCTAD, Mukhisa Kituyi, en una cita recogida en el informe, y añade: “Resulta clave que se evalúen las mejores prácticas emergidas en este año, para enfocarlas en la facilitación del comercio en los años por venir”.

La propia organización ha trazado un plan de recomendaciones y acciones a seguir, para que el comercio y el transporte internacional tampoco se detengan en próximos meses:

  • Asegurar y reforzar la continuidad de los embarques vía marítima.
  • Mantener abiertas las operaciones en puerto, siempre que se pueda.
  • Facilitar y agilizar las revisiones aduaneras, protegiendo el intercambio de productos esenciales.
  • Facilitar el transporte en cruces fronterizos para modalidades terrestres.
  • Asegurar y proteger el derecho de tránsito y acceso a puertos, terminales, almacenes, etc.
  • Proteger en todo momento la transparencia y seguridad de la información.
  • Facilitar e incrementar los procesos vía electrónica, evitando el contacto de personas para intercambio de documentos.
  • Anticipar soluciones para potenciales conflictos legales que se pueden presentar entre los distintos actores que intervienen en el comercio y la transportación marítima y terrestre.
  • Proteger a embarcadores y proveedores de servicios asociados, estableciendo programas de apoyo económico y financiero durante la emergencia.
  • Dar prioridad a la asistencia técnica, capacitando a personal e instituciones.

Fuente: https://unctad.org/es/news/

Suscríbase


Regístrese para conocer las últimas novedades de nuestra empresa.



Joomla Extensions powered by Joobi