Noticias

Aviación 1Según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) se prevé que para 2034 el número de pasajeros moviéndose por el mundo llegará a 7,3 mil millones, con un crecimiento promedio anual de 4,1%. No por gusto son cada vez más los vuelos que transitan por los cielos en aviones, helicópteros, jets, avionetas y otros artefactos. Para los Seguros esto también supone un desafío: el gestionar cada vez mejor los riesgos asociados a tan importante actividad.

Un reciente artículo sobre el tema de Willis Towers Watson, que destaca por ser uno de los principales corredores aeroespaciales a nivel global, explica que los productos clásicos del Seguro desarrollados para ese sector en específico podrían ordenarse en tres categorías:

Aerolíneas: incluye protección al casco por daños materiales del avión y cobertura de carga; más Responsabilidad Civil en relación con pasajeros y tripulantes, ante posibles lesiones o accidentes; se protegen además los bienes y personas que sobrevuelan.

Aeropuertos y productos relacionados: abarca la gestión de aeropuertos, la protección de sus bienes e instalaciones, así como el reabastecimiento de combustible, junto a otros servicios.

Control del tráfico aéreo: brinda cobertura a la torre de control y sus operaciones.

Entre estas múltiples aplicaciones, hay que destacar que las pólizas para la aviación históricamente han brindado cobertura ante las considerables pérdidas y gastos que suelen generarse por un accidente aéreo.

Sin embargo, las Aseguradoras aclaran siempre al respecto que ese suceso en cuestión no puede estar relacionado con el desgaste por uso de las aeronaves; los deterioros o defectos en ninguna de sus piezas y componentes, o las fallas técnicas vinculadas con éstos, porque el Seguro no se hace responsable de un grupo de problemas que las aerolíneas están obligadas a tener solucionados.

Hoy, la más recurrida prestación del ramo asegurador ante un siniestro aéreo pasa por la protección financiera a pasajeros y tripulantes, o a sus herederos, en caso de invalidez o fallecimiento a causa del accidente. Es por ello que se exige que todas las aeronaves comerciales que prestan servicios de transporte aéreo cuenten con Seguros para los posibles daños que puedan sufrir las personas que viajan a bordo.

Algunas estadísticas reveladoras

Si bien los aviones lideran el ranking de los medios de transportes más seguros del mundo, está identificado que en la mayoría de los casos los accidentes aéreos se vinculan con errores humanos y mecánicos (sobre un 72%). Estadísticas registradas en la historia de la aviación civil mundial confirman que suelen ser cinco las causas más comunes de estos:

  • Falla del piloto (50% de los casos)
  • Falla mecánica (22% de los casos)
  • Inclemencias del clima (12% de los casos)
  • Terrorismo o casos de bombas (9% de los casos)
  • Otros errores humanos, por ejemplo en torres de control (7% de los casos)

Suscríbase


Regístrese para conocer las últimas novedades de nuestra empresa.
Joomla Extensions powered by Joobi