Noticias

colombia 800x445El impacto de los desastres naturales asociados al cambio climático viene evolucionando en los últimos años a partir de variables como el incremento del calentamiento global, el crecimiento de la población y nuevas pautas sobre las que se da el desarrollo humano y urbano, lo que ha provocado una mayor exposición en todos los sentidos y se traduce en daños económicos potenciales mucho más significativos.

Así lo ratifica un informe referido al 2019 que emitió recientemente el bróker asegurador Aon, indicando que ese año fue otro de los más costosos por concepto de pérdidas relacionadas con fenómenos climatológicos extremos, tras registrarse unos 400 sucesos de este tipo a nivel global, con afectaciones estimadas de 232 mil millones de dólares. La investigación, titulada “Weather, Climate & Catastrophe Insight”, también refiere que menos de un tercio de esos daños (solo 71 mil millones) estaban cubiertos por programas de seguros.

Lo anterior, que ha sido alertado por estudios de otras grandes compañías del sector, como la trasnacional MAPFRE y la reaseguradora Swiss Re, confirma que continúan existiendo brechas considerables en materia de protección mediante este mecanismo y una todavía muy limitada percepción sobre los nuevos riesgos que se enfrentan.

“Resulta crucial que las comunidades y empresas, así como los propios gobiernos, reconozcan el papel y los beneficios de los Seguros, que son una herramienta eficaz para protegerse y compensar este tipo de riesgos catastróficos en ascenso”, aseveró hace algunos meses, en un evento sobre el tema, el presidente de MAPFRE, Antonio Huertas.

Recordó además que los productos de Seguro que se han venido desarrollando en el mundo para hacer frente a esos fenómenos cada vez más severos, aún desde sus limitaciones, pueden ayudar a reducir la vulnerabilidad de los posibles afectados, contribuir a mitigar el riesgo y permitirles una recuperación más rápida, reduciendo incluso la carga a los presupuestos públicos.

esri cambio climaticoUno de los expertos de Aon mencionados en el informe, abunda al respecto que “la enseñanza más importante de la última década sobre los desastres naturales tiene que ver con peligros asociados a los fenómenos climatológicos y considerados hasta ahora secundarios, como las inundaciones, sequías o fuegos forestales, que son cada vez más devastadores y están amplificando los daños”.

Modelar debidamente el escenario de probables afectaciones que estos nuevos riesgos, y muchos otros a futuro, pudieran provocar; además de generar mayor resiliencia a través de la oferta de coberturas más amplias y completas, viene siendo una tarea de orden para las aseguradoras que hoy trabajan directamente con productos y soluciones de Seguros en los que se incluye la protección frente al cambio climático y sus cada vez más serias consecuencias.

Fuente: AON Empower Results e Inese

Suscríbase


Regístrese para conocer las últimas novedades de nuestra empresa.
Joomla Extensions powered by Joobi